LUEGO DE LIBERADO JOVEN confirman muerte de dos de los presuntos secuestradores


Un sargento de esa institución resultó herido y era trasladado a un centro médico de Santiago.
Por Genris García
vigilanteinformativo.com

SANTO DOMINGO.- Más de 12 horas después que se diera a conocer la aparición del secuestrado Eduardo Baldera Gómez, en la comunidad de El Copey, en Villa Vásquez, el jefe de la Policía, da a conocer “enfrentamientos” entre los captores y tropas de esa institución.

El mayor general Rafael Guillermo Guzmán Fermín habló para varios programas de televisión que transmitían “en vivo” la noche de este sábado.

En ellos, conferenció de “rescate” y de una operación “limpia, transparente y clara de la Policía Nacional”.

Retornamos al jefe de la Policía, quien reveló que un sargento de esa institución resultó herido y era trasladado a un centro médico de Santiago. No lo identificó.

Guzmán Fermín no confirmó ni negó la muerte de dos supuestos secuestradores en los enfrentamientos con tropas élites de esa institución en El Copey. VIGILANTE INFORMATIVO.COM lo confirmó horas después.

Hay que destacar que el jefe policial estuvo en Villa Vásquez pasada las dos de la tarde buscando a Baldera Gómez y en ese momento allí no se registraban operaciones fuera de lo normal ni enfrentamientos a tiros.

Hablamos con varias personas vía telefónica y nadie contó de registros, chequeos o movilización de tropas fuera de los normales que hay en la autopista Duarte que lleva a Monte Cristi.

Uno de los testigos que pidió reserva de su nombre, dijo que se encontró en Villa Vásquez con el alboroto del encuentro por un campesino de Eduardito.

Lo describió, “lucía tranquilo y con buen semblante” y aunque estaba en “cautiverio” desde el 18 de septiembre, no tenía barba, salvo el “candado” muy bien arreglado. Si observa su pelo, es igual en ambas imágenes que ilustra esta nota.

Seguir Leyendo…

Cuando yo no me rasuro por varios días se nota a legua, Eduardito permaneció 23 días en cautiverio y no luce nada mal.

Compare las imágenes de antes del secuestro y la de este sábado, tras su liberación.

El testigo nuestro se desplazó horas después desde esa ciudad hacía Esperanza, y aunque sólo hay una carretera, no vio desplazamiento de tropas policiales, salvo una camioneta con varios agentes.

Luego se vieron llegar varios helicópteros que fueron a recoger a Eduardito para llevarlo a casa de sus familiares en Nagua, aunque todos creíamos que, por la magnitud del caso, sería a la sede de la Policía en la Capital para interrogarlo y proceder en las investigaciones.

Guzmán Fermín habló con Alicia Ortega y Geraldino González a quienes informó de un policía herido. Ni negó ni confirmó los dos civiles muertos, aunque dijo que se dirigía a Villa Vásquez.

De la capital a esa ciudad hay 246 kilómetros que en vehículos son casi tres horas de carretera y a esa hora, creo que no podía volar en helicóptero.

Pasada la 1:20 de la madrugada de este domingo VIGILANTEINFORMATIVO.COM se comunicó vía telefónica con la dotación de la Policía Nacional en Villa Vásquez y un oficial confirmó que dos alegados secuestradores fueron abatidos por tropas de esa institución.

El oficial, que pidió reserva de su nombre, dijo que los cadáveres “se lo llevaron pa riba”, en alusión a que los trasladaron a Santiago o Santo Domingo. Dijo que no sabía los nombres porque el caso era manejado por oficiales de la capital.

Guzmán Fermín aseguró que la familia Baldera Gómez “no pagaron un sólo centavo” a los captores de su hijo.

Habló de que estaban “alertados” y un sargento y cabo que “estaban en búsqueda” se toparon con Eduardito.

Contó de la detención de un sospechoso en San Francisco de Macorís a quien le pincharon un celular que supuestamente compró su novia para “una sola llamada”.

Según Guzmán Fermín, este fue quien le dio pista del paradero del secuestrado.

El día que la Policía estuvo más cerca de Villa Vásquez fue la semana pasada, cuando tropas élites realizaron requisas en un sector de Esperanza, dónde no encontraron nada, ni detuvieron a nadie.

Me alegro del regreso sano y salvo de Eduardito, pero su caso y las versiones puesta a circular, oficiales y no oficiales me hacen parar las orejas, abrir los ojos, para que no me pase como una vez en Barahona.

Le cuento en breve, había una huelga de esas que son “encendidas”, en Azua y Barahona, trabajaba para el periódico El Siglo. A mí me destacaron en Azua y el colega Benny Rodríguez tenía el encargo de Barahona. Con el paso de las horas, Barahona se fue de la mano, mataron un policía y el periódico me envió a reforzar el trabajo del colega local.

Allí escribí de la muerte del policía, que la institución, a la que sirvió atribuyó el crimen a un dirigente popular a quien buscaban para ya usted sabe.

Resulta que tiempo después se comprobó que quien mató aquel infeliz policía fue un oficial de la misma institución. A ese no le pasó nada.

Esas historias se repiten por doquier, de ahí que uno este “orejón” cuando les cuentan algunas historias, y no quiero pensar en las esposas del presidente del Colegio Médico Dominicano, Waldo Ariel Suero.

Personas consultadas sobre el caso, dicen que hay muchos cabos sueltos y hay que dejar que pasen los días para que los hechos se aclaren.

En estos días, compré una copia pirateada de una serie que pasó la televisión local, “El Cartel de los Sapos” y créame, me resulta muy, pero muy interesante para entender muchos de los acontecimientos de la República Dominicana.

Anuncios

Una respuesta

  1. nice article

    Thanks for sharing

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: