Cariño, ven


Los recién casados llegan a la habitación del hotel. El marido está impaciente por comenzar. La novia, tranquilamente, se sienta en la cama, se quita la peluca y la tira al armario; luego se saca la dentadura postiza y la echa al armario, a continuación, se quita un pecho y lo arroja al armario; después se desenrosca la pierna de palo que llevaba y al armario; al quitarse el brazo ortopédico le susurra al marido:

“Cariño, ven”.

“¡¿Adónde, a la cama o al armario?!”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: